Comienza el Eurobasket de Lituania: Sistemas de España (I)


Tras semanas de partidos amistosos, entrenamientos y debates estériles entre quién debía ser el último descartado de la Selección, comienza lo realmente importante, el Eurobasket de Lituania. Más largo de lo habitual por la ampliación de la FIBA de 16 a 24 equipos con lo que todo ello significa. Un mayor número de partidos en las primeras fases que servirán a Scariolo para ir repartiendo los minutos a los jugadores, probar aspectos tácticos y tratar de llegar al cien por cien a las eliminatórias.

Por lo visto hasta ahora en los encuentros preparatorios el técnico italiano apostará por un baloncesto más alegre, donde los pequeños traten de presionar y correr y los grandes se centren en intimidar y cerrar el rebote. No entraré a hablar de la “figura del cuatro abierto” de la que los colegas de la Sexta se han empeñado en hablar en cada partido por mucho que nos extrañe no ver la ese rol tan marcado en un baloncesto moderno en el que todo el mundo lo utiliza. Si hasta hace sólo unos años no existía ese tipo de jugador, no me creo que ahora sea completamente imprescindible. Por si acaso tenemos al mejor pívot de Europa que está rememorando su etapa como azulgrana y se encarga de meter triples, abrir espacios, jugar 1x1s de cara e incluso de subir el balón si la situación se requiere. Jugar con Pau es sinónimo de éxito.

Como por suerte este mes de agosto he vuelto a poder trabajar para una de las mejores redacciones de deporte de toda España (no necesito conocer al resto), para el programa Esports en Xarxa de la XTVL, no he dispuesto de mucho tiempo para hacer vídeos. Igualmente como mi proyecto del CES versa sobre los sistemas de juego de las diferentes Selecciones del Eurobasket, ya habrá tiempo de ir subiendo análisis de los movimientos principales de los países participantes. Como aperitivo traigo un breve repaso a algunos de los sistemas de España.

Foto: Lafargue (Solobasket.com)

Foto del vídeo: Juan Carlos García Mate (Solobasket.com)

Mundial U19. Juego de equipo (Argentina), juego de individuos (Croacia)

Retomo la actividad en el blog después de unos meses sin actualizarlo. Tras una temporada muy saturado de baloncesto (en el mejor de los sentidos) en la que he llevado dos equipos y he hecho de ayudante de un tercero, había tenido poco tiempo para poder sentarme de nuevo y analizar partidos para comentarlos en el blog. Esta semana he estado pendiente del Mundial Sub19 que se ha disputado en Letonia y que ha ganado la Lituania de Jonas Valanciunas (al que le dediqué un vídeo hace un tiempo en este blog) tras derrotar en la final a Serbia con relativa comodidad. Si queréis más info de cómo ha ido el torneo la tenéis en Solobasket.com.

Uno de los partidos que más atención me suscitó fue el enfrentamientos de cuartos de final entre Argentina y Croacia. Tenía ganas de volver a ver a los balcánicos tras ver a parte de sus integrantes en el Nike International Junior Tournament con el KK Zagreb (Saric y Hezonja) y al bueno de Toni Katic que había deslumbrado un año antes en el Torneo de L’Hospitalet con el KK Split y donde también estuvo Valanciunas que fue elegido mejor jugador del torneo. Delante se encontraba una Argentina que había pasado apuros para pasar a cuartos de final y que no tenía al menos en teoría una colección de talentos como los croatas aunque sí un grupo cohesionado que se había sobrepuesto a los malos momentos para llegar hasta las eliminatorias. El claro favorito era Croacia.

En el vídeo que hay a continuación veréis imágenes del partido en el que podréis apreciar dos baloncestos totalmente antagónicos y dos filosofías de juego radicalmente opuestas. Los argentinos si por algo se caracterizaron fue por ser un equipo muy disciplinado en ataque que sabía sacar provecho de las virtudes de sus mejores jugadores y que interpretaba a la perfección los rígidos sistemas implantados por su seleccionador (sale el ejemplo del sistema que más utilizaron). Tanto contra defensa zonal como contra individual tenían un arsenal de movimientos en ataque en los que los bloqueos indirectos, situaciones de flex y aclarados interiores dominaban las posesiones ofensivas de los albicelestes. Croacia por su parte optaba por un juego en la que el 90% del tiempo atacaban sin sistemas de una forma totalmente libre en la que el 1×1 del hombre balón marcaba el movimiento del resto de jugadores. Mientras un equipo hacía volar el balón y daba entre cinco y ocho pases por posesión, en el otro lado apenas había uno o dos pases por ataque.

No estoy realizando ninguna crítica a Croacia si no que hasta ahora estoy simplemente exponiendo y describiendo dos formas de jugar al mismo deporte de maneras muy diferentes. Sí que quería compartir con vosotros mi visión sobre lo que es más adecuado para estos jugadores que en la mayoría de los casos aún están en etapa de formación pero que muchos de ellos ya están jugando en equipos de primer nivel en sus países. Se dice que en el punto medio está la virtud y realmente yo lo creo así. Al menos para estos casos extremos de baloncesto. Argentina logró plantarse en unas semifinales con un equipo que para los ojos de todos los expertos era mucho más limitado técnicamente que la mayoría de cuartofinalistas. Lo consiguió buscando siempre el beneficio del equipo por encima de los individuos y le dio un gran resultado en el torneo. Croacia no estuvo a la altura de las expectativas y a pesar de contar con jugadores más jóvenes en algún caso todo el mundo esperaba que venciera a Argentina y disputara las medallas. Más allá de los resultados del torneo que dan la razón a la albiceleste (aunque se ha de detallar que uno de los dos mejores de Croacia no pudo disputar los últimos minutos del encuentro por una pequeña lesión -Toni Katic), quería ver qué consecuencias tiene una y otra filosofía de juego en el desarrollo de los jugadores.

Los argentinos me atrevo a decir que en muchos casos tendrán una mejor adaptación al mundo senior (aunque habrá que ver a qué nivel lo harán). Los sistemas que desarrollaban en su selección y que a buen seguro serán similares a los que juegan en sus equipos tienen los mismos conceptos que realizan los equipos profesionales. Los croatas sin embargo tendrán más complicado poder jugar un estilo tan descaradamente individual en sus primeros años como profesionales y tendrán que aprender a jugar en el seno de un equipo con unas normas más rígidas. Los primeros han logrado una gran capacidad para pasar y para lanzar después de recibir bloqueos indirectos. Los segundos son grandes botadores, tienen una colección interminable de fundamentos técnicos que les permiten superar a su defensor y un buen desborde en el 1×1. Unos son disciplinados dentro de un esquema ofensivo y saben buscar qué opción es mejor entre las que ofrece un sistema de juego. Los otros son tremendamente creativos y buscan respuestas a las reacciones defensivas.  Los argentinos serán especialistas y buenos jugadores de equipo (salvo alguna excepción como Marco Delia que apunta algo más alto). Los croatas podrán desempeñar un rol protagonista si continúan su evolución como hasta ahora (Saric y Katic son los dos ejemplos más claros).

Nunca me gusta ser categórico así que me gustaría conocer vuestra opinión y debatir qué modelo creéis más adecuado para formar jugadores y permitirles dar de la mejor manera el salto a equipos senior (algunos de ellos ya juegan en las primeras divisiones de sus países). Espero vuestros comentarios.

PD: La semana que viene comienzo el Curso de Entrenador Superior en Zaragoza. A la vuelta ya escribiré cómo ha resultado la experiencia. Las ganas e ilusión no faltan.

Sistema de ataque del Power Electronics Valencia. La pizarra de Svestislav Pesic

Como comenté en la anterior entrada sobre los sistemas de juego del ASEFA Estudiantes, el TOP 16 de las dos máximas competiciones europeas nos deparará cada semana grandes partidos de baloncesto de primerísimo nivel. La primera jornada nos trajo una nueva exhibición del Power Electronics Valencia de Svestilav Pesic. Más allá de enumerar todos los numerosos cambios que ha supuesto la llegada del entrenador serbio en la metamorfosis del equipo taronja, quería analizar uno de los sistemas que utilizó en el encuentro de la semana pasada y que evidencia el gran trabajo táctico que están realizando para explotar las cualidades de los talentosos jugadores que tiene a su disposición.

He de reconocer que he disfrutado como un enano recopilando los movimientos que utiliza el Valencia Basket y analizando las diferentes variantes que tienen de un mismo sistema. En los cinco minutos de vídeo que podéis ver a continuación aparece uno sólo de estos sistemas que aunque parece de inicio muy complejo es de una “belleza coordinada” increíble en la que todos los jugadores saben qué tienen que hacer, cuándo lo tienen que hacer y dónde pueden hacer daño a la defensa. Dependiendo de las decisiones de los jugadores el sistema va evolucionando con el paso de los segundos para ofrecer un sinfín de recursos tácticos a los jugadores para atacar la canasta.

Bloqueos indirectos, bloqueos ciegos, bloqueos directos, trabajo en lado débil, continuo movimiento para que la defensa no pueda estar pendiente del balón, coordinación, puertas atrás, pases mano a mano, un perfecto timing de ejecución, aclarados para sus mejores hombres en las posiciones donde son realmente efectivos… realmente un gran trabajo de ingeniería táctica que dio un buen número de canastas al equipo de Pesic ante el Zalgiris la semana pasada. Os dejo con el vídeo y con el pdf donde se explica el sistema paso por paso.

Sistema de ataque del Power Electronics Valencia

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Sistemas de ataque del Estudiantes y el Nymburk. La pizarra de Luis Casimiro y Ronen Ginzburg

Esta semana han vuelto las dos competiciones europeas más importantes en la que participan equiposespañoles. El TOP 16 de la Euroliga y en menor medida el de la Eurocup nos deparan grandes choques en las que veremos competir a los mejores equipos del continente. El Estudiantes venció en el primer encuentro de esta nueva fase al CEZ Nymburk con la resurrección de jugadores como Tyrone Ellis, Asselin o Daniel Clark que estaban rindiendo por debajo de lo que se esperaba de ellos (sobre todo en la ACB) y con un partidazo de Jayson Granger que se fue hasta las 10 asistencias con un repertorio de pases muy extenso. Por parte del conjunto checo destacó Tre Simmons, el máximo anotador del equipo tanto en la Eurocup como en la liga Adriática. Un escolta norteamericano que tuvo un brevísimo paso por Gran Canaria y que ha militado gran parte de su carrera en equipos israelís, entre ellos, el Maccabi de Tel Aviv.

En el vídeo que hay a continuación hay un pequeño repaso de los sistemas utilizados por ambos equipos. El Estudiantes se decantó en los primeros minutos por jugar el tradicional bloqueo indirecto vertical para la salida de un alero y encadenarlo con un bloqueo directo central mientras que más adelante optaron por una serie de jugadas con una disposición en la que los dos pívots comenzaban realizando una pantalla arriba para dejar espacio dentro a Jasen. Más anárquicos se mostraron los jugadores de Ronen Ginzburg aprovechando sus cualidades en el 1×1 y su facilidad para jugar en campo abierto. Uno de los pocos sistemas más elaborados que jugaron fue un bloqueo ciego de pequeño a grande para luego salir a recibir con la ayuda de un indirecto. Muy similar a los sistemas que semanas atrás expuse del Regal Barça en la que los pequeños también trabajaban con bloqueos para liberar a los hombres grandes. Tras los sistemas de uno y otro equipo he añadido una pequeña selección de las virtudes que demostraron Simmons y Granger durante el partido. En los próximos días ya habrá tiempo para fijarnos en la Euroliga que por fin llega a su momento cumbre con un TOP 16 que promete depararnos muchas sorpresas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Sistema de ataque del CEZ Nymburk de ataque pívots arriba

Sistema de ataque del Estudiantes bloqueo indirecto + bloqueo directo central

Sistema de ataque del Estudiantes para aclarado interior al alero (con pantalla arriba de los pívots)

Pequeños bloquean a grandes. Sistemas Regal Barça. La pizarra de Xavi Pascual

Siento no haber actualizado últimamente este blog que abriera hace unos meses con el objetivo de plasmar algunos sistemas de ataque de equipos profesionales a pesar de la insistencia de los incondicionales a este espacio. No ha sido tanto por falta de tiempo si no por haber perdido una rutina que se ha visto alterada por la búsqueda constante de un trabajo que estoy en proceso de encontrar. Pero lo que es importante es que vuelvo a escribir, vuelvo a editar un vídeo y vuelvo a poder comentar con los lectores que se pasen por aquí los post que vaya subiendo.

En el baloncesto moderno de los últimos años uno de los aspectos tácticos-estratégicos que se ha comenzado a utilizar con mucha asiduidad es la utilización de bloqueos indirectos por parte de los jugadores exteriores a los hombres altos para facilitarles la recepción del balón con ventaja. Habitualmente lo normal era que los hombres grandes fueran quiénes bloquearan a los “pequeños” para que éstos salieran a tirar o parar liberarles de su defensor para dar continuidad a un sistema o en su defecto la utilización de bloqueos entre los dos interiores para que uno de éstos recibiera cerca de canasta. Las defensas cada vez evolucionan más y cada vez en más equipos todos los jugadores se involucran en ese trabajo sucio de bloquear y ayudar a los compañeros a recibir sea cual sea su tamaño. Como en todo seguro que hubo un entrenador pionero que trató de innovar y buscar nuevas fórmulas no vistas anteriormente para sorprender a sus rivales hasta que con el paso de los partidos más entrenadores le comenzaron a imitar.

Uno de los entrenadores que más los utiliza es Xavi Pascual en el Regal Barça ya sea para jugar un aclarado interior para Pete Mickeal o Lorbek o para dar continuidad a sistemas y atraer la atención de la defensa buscando un objetivo diferente como la salida del exterior a lanzar de tres tras el desbloqueo indirecto. En el vídeo vemos algunos ejemplos de jugadas realizadas por los blaugranas contra el Lietuvos Rytas en un encuentro de esta temporada de la Euroleague.

También se han comenzado a ver en algunos equipos como en los Lakers, bloqueos directos a jugadores interiores en el poste medio (a Pau Gasol) para que saquen un metro con el que tirar con ventaja. Costará verlo en ACB porque no hay tantos espacios ni interiores con tanta calidad como el de Sant Boi pero con la nueva distancia en la línea de tres los interiores cobran cada vez más importancia y los técnicos no tardarán en introducir bloqueos directos de un pequeño en esta posición. Otra buena opción podría ser introducir bloqueos directos en el poste alto o en línea de tres entre los dos interiores si el 4 es lo suficiente versatil para salir a tirar tras bloqueo o jugarse un 1×1 de cara al aro. Claro que hay pocos jugadores del máximo nivel que puedan jugarlo con garantías pero en equipos no tan profesionales en los que se juega con un alero reconvertido en cuatro es una muy buena opción para conseguir ventaja en ataque con este hombre y explotar sus cualidades ofensivas.

Os dejo hoy con dos vídeos. Uno editado por mi y otra de la actuación de Pau Gasol esta semana donde anotó todos sus lanzamientos y en el que se puede apreciar el bloqueo directo que os comentaba anteriormente en el segundo 46 (sí ya sé que no hay defensa).

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Sistemas explicados en PDF

Las Selecciones del Mundial I: Serbia e Irán

Durante los próximos días y en la medida que mi trabajo me lo permita iré subiendo un pequeño análisis de las diferentes selecciones que competirán en el próximo Mundial de Turquía. Más que realizar el scouting de los movimientos de ataque de los equipos veremos imágenes de los principales jugadores para conocer sobre todo a los integrantes de las selecciones que no son tan conocidas. La razón de ello es que en los encuentros amistosos preparatorios para el Mundial, pocas selecciones han mostrado los sistemas que después utilizarán durante la competición para no dar más pistas de las necesarias a sus rivales. Aunque algunos países probablemente sí usen algunos movimientos que están ya ensayando estos días, las principales selecciones que buscan la medalla de oro difícilmente mostraran sus cartas antes de los cuartos de final, puesto que saben que cada detalle que conozca el rival antes de tiempo, puede repercutirles negativamente durante la fase decisiva del Mundial. Por poner un ejemplo, España está jugando estos días con los mismos movimientos que utilizó la Selección sub 20 de Juan Antonio Orenga y que mostramos en el post anterior y dudo mucho que Scariolo los utilice más allá de la fase de grupos. Los equipos tienden a jugar más por conceptos, o con movimientos clásicos que no requieren mucho esfuerzo en aprender.

Las dos primeras selecciones que mostraré en el blog son Serbia e Irán. Dos equipos con objetivos totalmente diferentes en el Mundial y que se vieron las caras en un encuentro amistoso el pasado 7 de agosto. El conjunto balcánico es uno de los grandes favoritos para hacerse con la medalla de oro. Lejos queda la gran Yugoslavia que era prácticamente invencible pero que degeneró con el paso de los años en un equipo repleto de talento pero también de egos y envidias que propiciaron un aluvión de renuncias de sus mejores jugadores. Dusan Ivkovic ha vuelto a reunir a las principales estrellas serbias para tratar de recuperar el trono que consiguieron en 2002 y que les arrebató España en Japón. Tras las decepcionantes actuaciones en los Juegos Olímpicos de Atenas en el 2004 (en Pekín, ni se clasificaron), en el Mundial de 2006 y en el Europeo de 2007, la Selección Serbia volvió a mostrar su mejor cara el verano pasado en Polonia con un equipo totalmente renovado. El talento en la dirección de Milos Teodosic, las muñecas de Tepic, Rasic y compañía y sobre todo el potente juego interior con Krstic, Velickovic, Savanovic, Macvan o Perovic, hacen que estén de nuevo en todas las quinielas para luchar por las medallas. Previsiblemente veremos muchos bloqueos directos para aprovechar las continuaciones hacia dentro o hacia fuera de sus hombres altos además de muchos balones interiores en las transiciones para que se cierren los equipos y lograr así espacios para sus francotiradores. Será sin duda alguna una de las selecciones más difíciles de defender. En la preparación aún no conocen la derrota en los siete encuentros jugados hasta hoy y eso que se han enfrentado a selecciones del nivel de Turquía, Eslovenia o Rusia.

Irán por su parte sabe que no será más que una comparsa en el grupo B. Todos los equipos cuentan con que vencerán al equipo asiático cuyo máximo logro ha sido la clasificación en este campeonato. Aun así, a más de uno le sorprenderá el juego del equipo dirigido por el serbio Veselin Matic. La gran atracción de esta selección es su gigante de 2.18 que juega en los Memphis Grizzlies, Hammed Haddadi. Aunque su llegada a la NBA estuvo rodeada de una gran polémica en su país se trata de todo un héroe nacional que acapara gran parte del juego ofensivo del equipo. Su liderazgo es tal que no extraña verle en ocasiones subir el balón como si de un base se tratara. Aunque en ocasiones su torpeza sea mayor que su altura, sorprende lo bien que corre y finaliza contraataques. Su gran virtud, evidentemente, es su poder de intimidación y su capacidad reboteadora pero eso no le impide lanzarse algún triple de vez en cuando y aprovecharse de su altura para dar pases sin oposición desde el perímetro. Pero aparte de Haddadi, Irán tiene otro gran jugador que me aventuro a decir que será una de las revelaciones de la primera fase del Mundial. Se trata del alero de 1.98, Nikkah Bahrami que me ha sorprendido muy gratamente en los dos encuentros amistosos que he podido ver de la Selección de Irán. Posee un buen tiro exterior pero además es un gran penetrador y tiene muchísimo carácter en la pista. Pero sobre todo, se trata de un jugador que entiende muy bien el juego. Aprovecha su velocidad para penetrar cuando juega en algún momento de falso cuatro pero se mete en el poste bajo si es necesario cuando juega de tres y le defiende un jugador de su altura. Esperemos que no se trate de un bluff y que nos deparé buenos encuentros hasta que queden eliminados. Irán tratará de jugar al contraataque que es como más cómodo se encuentra ya que tiene muchos problemas para atacar en estático y en defensa, planteará numerosas trampas defensivas (zonas, 2×1 en los bloqueos directos, 2×1 en el poste bajo) para suplir la carencia física y de conceptos de los jugadores.

Sistemas de la Selección Sub 20 y descubriendo a Jonas Valanciunas (Lituania sub 18)

No quiero apartarme del objetivo inicial de este blog que era enseñar táctica colectiva en todo tipo de competiciones, por lo que hoy traigo lo poco que he podido extraer de la selección sub 20 dirigida por Juan Antonio Orenga. Como veis en el vídeo se trata de sistemas sencillos y fáciles de aplicar en cualquier equipo.

El clásico doble bloqueo central, el ya manido rombo con diferentes terminaciones y un movimiento consistente en la sucesión de bloqueos indirectos a los exteriores para que aprovechen su facilidad para penetrar. Al final lo realmente importante de los sistemas es lograr maximixar las virtudes de los jugadores y en ocasiones la sencillez de los movimientos permite sacar el talento del equipo, más aún cuando de jugadores jóvenes se trata.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Como me parecía poco para hoy ya que todos esas jugadas las habéis visto en más de un post de este blog, quería mostraros imágenes del crack lituano, Jonas Valanciunas, que deslumbró en el Europeo sub 18 de Lituania. Antes de hablar de este formidable jugador que como bien decía en un comentario de la entrada anterior mi buen amigo sraly, está en todos los mock draft de la NBA del próximo año, quería quitarme el sombrero hacia la labor del baloncesto lituano. Que un país de menos de tres millones y medio de personas congregué a más de 10.000 en la final de un europeo junior me parece espectacular. Pero más espectacular me parece si cabe la nónima de jugadores que año tras año florecen desde allí. Está claro que ayuda el hecho de que sea el primer deporte del país y que la tradición por el baloncesto venga ya de lejos pero aún así el trabajo que realizan en Lituania con el baloncesto de base se ha de destacar. Ya no sólo se limitan a crear cañoneros que lanzan estupendamente de tres sino que cada vez salen jugadores más completos en todas las posiciones. La pasión de este país por nuestro deporte es tal, que en la pasada Expo de Zaragoza del 2008, en el exterior del pabellón de Lituania se podía ver una “maquina del millón” con balones de baloncesto cayendo como bolas y en su interior, fotos de cracks lituanos como Jasikevicius y trofeos de la selección de baloncesto conseguidos en competiciones internacionales.

Y es que a estas alturas todo aquel que está un poco al tanto de las nuevas perlas del viejo continente conoce  a Jonas Valanciunas. Es un jugador superlativo de 2.10 y 18 años que ya ha deslumbrado en todas las competiciones en las que ha participado. Aún no tiene minutos de importancia en su equipo, el Lietuvos Rytas, aunque ya ha hecho grandes actuaciones en la liga lituana ante equipos menores. Se espera que el año que viene su equipo le exprima el talento que le sobra antes de que en uno o dos años dé el salto al baloncesto estadounidense. Aún tiene que medirse a pívots de su tamaño para demostrar su verdadero potencial pero cualidades (sobre todo físicas) no le faltan. Sus interminables brazos y su facilidad para anotar cerca de canasta se pueden evidenciar en el vídeo mostrado a continuación. Cierto es que su superioridad física en la cancha pueda hacer pensar que simplemente es un prodigio físico pero creedme que con gente de su tamaño también destaca por su intimidación y potencial ofensivo. Viendo las imágenes me recuerda aquellos partidos en Zaragoza contra cierto club de la ciudad que tenía un jugador que nos sacaba al resto tres cabezas pero que era bastante más tocho que el bueno de Valanciunas. Hace poco tuve noticias de él tras que fuera a hacer las Américas en la liga universitaria y no sé donde ha acabado pero también parecía ridículo al lado del resto de jugadores al tratarse de un gigante entre enanos. Y por último hay un pequeño detalle que me acaba de enamorar de Valanciunas. Su humildad después de cada acción  y el hecho de que señale siempre al compañero que le ha dado el pase otorgándole a él, el mérito de la canasta. Un jugador de su talla sería envidiado en muchos equipos por la superioridad manifiesta que transmite en cada movimiento pero sus compañeros están encantados con él como se muestra al final del vídeo cuando le jalen al ser nombrado como MVP del pasado europeo sub 18.